tercera dosis

Las respuestas a las preguntas que te hacés sobre la dosis de refuerzo

El gobierno definió, respaldado por la Comisión Nacional Asesora de Vacunación (CNAV), ofrecer una tercera dosis de refuerzo a las personas que ya recibieron dos dosis de la vacuna china Coronavac. La agenda ya está abierta y a partir de esta semana comenzarán a llegar los turnos. También recibirán refuerzo las personas inmunodeprimidas moderadas y severas.  Acá, una guía de preguntas y respuestas sobre esta nueva etapa en la batalla contra el COVID-19. 

Son tres razones las que se argumentan. Primero, mejorar u optimizar la respuesta inmune de grupos que pueden presentar una respuesta por debajo de lo deseado como los inmunodeprimidos. 

Segundo, aumentar la inmunidad global de la población utilizando la plataforma ARNm con la vacuna de Pfizer. 

Tercero, fortalecer la inmunidad de la población ante la llegada de nuevas variantes de preocupación. Hoy preocupa la variante Delta que es más contagiosa. 

La decisión se basa en estudios que indican que una tercera dosis de una vacuna de ARN mensajero (en este caso Pfizer) cuando el esquema inicial fue de una vacuna de virus inactivado (en este caso Coronavac) refuerza la cantidad de anticuerpos a desarrollar contra el COVID. 

Para simplificar sería más efectivo  Coronavac+Coronavac+Pfizer que  efectivo Coronavac+Coronavac+Coronavac. 

No, pero disminuyen. Según explicó Graciela Pérez Sartori, encargada de la Unidad de Inmunización del MSP en conferencia de prensa, a partir de los tres meses de aplicada la segunda dosis de Sinovac «se comienza a producir la caída en los títulos de anticuerpos», según los datos arrojados por estudios internacionales sobre la Coronavac  (nombre de la vacuna que produce el laboratorio chino) que fueron realizados en Chile y en los que se basa el MSP.  

Deben pasar por lo menos 90 días de la última dosis recibida de la vacuna Coronavac. Igualmente ya está abierta la agenda que asignará turno teniendo en cuenta esta cantidad de días entre una y otra dosis. 

La variante Delta ha demostrado una mayor capacidad de infección en personas no vacunadas, con esquemas incompletos (1 dosis) o con niveles de anticuerpos reducidos (inmunodeprimidos). La capacidad de los anticuerpos de neutralizar la variante Delta es entre 5 y 8 veces menor que con la variante original. Con una dosis  de refuerzo se protege a la propia persona y también a aquellos que aún no terminaron su vacunación o no pueden vacunarse (como los niños menores de 12 años) ante esta variante. 

Estudios indican que la efectividad de las vacunas ante la Delta es un poco menor.  Para Coronavac se detectó una reducción de la eficacia de la vacuna en más de un 30% para evitar una infección sintomática aún en personas vacunadas. También hay evidencia de contagio en personas completamente vacunadas debido a la variante Delta. En todos los casos evita una enfermedad grave, pero el riesgo está para los no vacunados.  Para entender cómo funcionan las vacunas y de qué hablamos cuando hablamos de efectividad mirá este video: 

Estudios internacionales demuestran en personas que se enfermaron y también en las personas vacunadas, que a los tres meses de completadas las dos dosis hay un descenso significativo de los anticuerpos. Así si la eficacia inicial de la vacuna de Pfizer era un 95% a los tres meses sería de un 77% y si la eficacia inicial de la Coronavac era de un 70% a los 250 días se prevé que la respuesta baje un 33%. 

También en Uruguay se constató una baja de anticuerpos especialmente en la población inmunizada en el primer período de la campaña. Es por eso que la dosis de refuerzo busca mantener niveles de anticuerpos altos ante la circulación de estas variantes de preocupación.

 Se decide utilizar Pfizer en Uruguay porque el gobierno compró y recibió la cantidad suficiente de este laboratorio y es la que está disponible. Hay evidencia que confirma la eficacia de combinar vacunas de ARN mensajero como la de Pfizer con vacunas de virus inactivado a la hora de aplicar el refuerzo aumentaría los niveles de anticuerpos neutralizantes y la respuesta específica de células T.

Sí, los científicos y expertos aseguran que el perfil de seguridad es bueno y por eso lo recomiendan. Igualmente harán un seguimiento de las personas.  El ministro Daniel Salinas se refirió a la seguridad de la tercera dosis de refuerzo. 

«Se han hecho cruces, por ejemplo de vacunas de adenovirus con ARN, y también se han hecho estudios con siete u ochos países. Ese cruce es seguro», enfatizó en conferencia de prensa. 

El jerarca indicó que no se trata de una innovación, sino que este procedimiento es conocido como «vacunación heteróloga», que implica alternar una y otra vacuna.

«Es como que se dijera se cruza la vacuna de sarampión, rubiola y paperas», explicó el ministro y recordó que muchos uruguayos viajaron a Estados Unidos vacunados con Sinovac y durante su estadía se aplicaron la Pfizer, «sin ningún problema».

Alemania, Israel, Francia, Bahrein, República Dominicana, Chile, Emiratos Árabes, Rusia y Reino Unido ya comenzaron una campaña para aplicar una tercera dosis. En algunos casos son vacunas de ARN mensajero y en otras de virus inactivado. Se aplican tanto a población de riesgo como a población general.

La agenda para la tercera dosis está habilitada para todos los que ya recibieron las dos dosis de Coronavac. No es necesario agendarse una vez que pasen los 90 días, se puede realiar la solicitud y se le asignará el día en función de su última dosis. Las vías para agendarse son: 

Por la App Coronavirus Uy 

Por la web https://agenda.vacunacioncovid.gub.uy/

Por teléfono: las 24 horas a través de Whatsapp o de la línea gratuita 0800 1919 (disponible de lunes a viernes de 9 a 21 horas).

 

Dosis para los inmunodeprimidos moderados y leves:

Según la Comisión, evidencia en trabajos internacionales demostraron una baja de la respuesta en anticuerpos en algunos pacientes inmunodeprimidos que habían sido vacunados con vacunas de virus inactivado como Coronavac. 

Por ejemplo, en transplantados de hígado, riñón, corazón, pulmón y páncreas, 28 días después de la segunda dosis, el 46% no tenía anticuerpos detectables. En pacientes con cáncer también se encontró una respuesta menor de anticuerpos. 

Según los datos del Programa Nacional de Trasplante Hepático sólo el 40.3% de aquellos que recibieron dos dosis de vacunas contra el COVID (cualquiera de las dos, Coronavac o Pfizer) desarrolló anticuerpos a los 40 a 60 días de la segunda dosis. Sin embargo se observó  menor respuesta con la vacuna CoronaVac. En dos estudios de las revistas Annals of Internal Medicine y The New England Journal of Medicine se observó que con una tercera dosis el 33% de los pacientes trasplantados de órganos sólidos seronegativos (que no desarrollaron anticuerpos), lo lograron luego de la administración de una vacuna de plataforma ARNm como Pfizer. En pacientes en hemodiálisis, lo logra el 41%. (Nephrology Dialysis Transplantation). Es decir, con la tercera dosis la respuesta de anticuerpos aumentó considerablemente.

Se consideran inmunodeprimidos el grupo de pacientes con las siguientes patologías y tratamientos:

-Pacientes en diálisis crónica.

-Receptores de trasplante de órganos sólidos.

-Receptores de trasplante de precursores hematopoyéticos.

-Pacientes oncológicos y hematooncológicos en tratamiento quimioterápico o radioterapia. 

-Enfermedades autoinmunes en tratamiento con inmunosupresores y/o biológicos.

Los tratamientos son los siguientes:

1) Biológicos: Anticuerpos monoclonales como los anti-TNF, como infliximab, adalimumab, certolizumab, etanercept, golimumab. En el caso de anti CD20 como Rituximab (hasta 6 meses luego del último tratamiento)

2) Inhibidores de la quinasa Janus (JAK) Tofacitinib, Upadacitinib

3) Metotrexate

4) Azatioprina 

5) 6-mercaptopurina

6) Cicloserina

7) Ciclofosfamida

8) Leflunomida

9) Interferones

10) Prednisona a dosis altas (>2 mg/k/día o >20 mg/día en >10 kg) por un plazo de al menos 2 semanas o dosis equivalentes de otros corticoides

11) Micofenolato mofetilo

12) Ciclosporina

Los pacientes que entran en la categoría de inmunodeprimidos fueron identificados por los prestadores de salud y el Fondo Nacional de Recursos. Luego estos informaron al MSP y a partir de esa notificación es que las personas recibirán las dosis de refuerzo. Si el inmunodeprimido recibió antes Coronavac, recibirá dos dosis de Pfizer. Si fue inmunizado en primera instancia con Pfizer o Astrazeneca le corresponde una sola dosis de Pfizer. 

Si el paciente inmunodeprimido recibió dos dosis de Coronavac recibirá dos dosis de Pfizer con un intervalo de 28 días entre ambas. Además debe haber recibido la última dosis de Coronavac por lo menos un mes antes de la primera dosis de refuerzo de Pfizer. 

Si el paciente recibió dos dosis de Pfizer o AstraZeneca, recibirá una sola dosis de Pfizer al menos un mes después de la dosis anterior.

Producción: Florencia Traibel
(Las respuestas a las preguntas se basan en documentos y bibliografía de la CNAV)