lavado:
EL puzzle del riesgo

Las organizaciones sin fines de lucro en la mira de la Secretaría Antilavado
Lucas Elmallián

Por primera vez la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento al Terrorismo (Senaclaft) se acercó a las organizaciones sin fines de lucro y así fiscalizar sus controles de prevención de lavado, es decir, para que no sean utilizadas por terceros para ingresar “plata sucia” a la economía. 

Entre las organizaciones fiscalizadas se encuentran clubes deportivos, partidos políticos, sindicatos, iglesias, centros educativos, científicos y organizaciones sociales. Cada sector tiene sus riesgos particulares, desde la corrupción y transferencias del exterior, hasta el uso de instituciones públicas como intermediarios para el blanqueo de activos. 

Spoiler alert: Ante el relevamiento realizado hasta la fecha, ya se toma como un logro este “primer acercamiento”, según el presidente de la secretaría, Jorge Chediak. Aquí algunos de los riesgos de lavado que presentan los diferentes sectores. 

Organizaciones deportivas

El sector de las instituciones deportivas es considerado como uno de los que presenta mayores riesgos en relación al lavado de activos. En el sistema uruguayo, la falta de controles ante transferencias de futbolistas por montos significativos, la corta capacidad investigativa y fiscalizadora de la Secretaría Nacional de Deporte (Senade) en las transferencias de jugadores, son algunos de los riesgos que este sector muestra en la prevención de lavado de activos.

Fuentes de Defensor Sporting dijeron a El País que ante transferencias al exterior, realizar una debida diligencia es “difícil” ya que no todos los equipos facilitan la información del origen de fondos, mientras que también señalaron que hay equipos a nivel local que no cuentan con una cuenta bancaria, por lo que utilizan las cuentas personales de sus directivos o, en determinadas ocasiones, la cuenta de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

A su vez, se trabaja para integrar la figura jurídica de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) bajo el control de la Senaclaft, ya que este tipo de organizaciones están fuera de la órbita de la secretaría.

Organizaciones deportivas

Toca aquí para ver cuál es el club que más ingresos tiene.

Organizaciones deportivas

El club deportivo que más ingresos tiene es
Defensor Sporting con $870.595.918.

Organizaciones Educativas

Las instituciones educativas, ante un sistema de ingresos casi bancarizado en su totalidad y la recepción de cuotas y matrículas atomizadas, presentan menos riesgos. Sin embargo, hay una “grieta” debido al régimen de donaciones especiales, en donde especialistas advierten del uso de efectivo, establecido por la normativa, y como este podría carecer de controles por parte de las organizaciones beneficiarias, ya que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) participa como intermediario.

En este sentido, además del beneficio fiscal obtenido por la donación, lo cual disponibiliza dinero del que su origen era ilícito, se encuentra la posibilidad del retorno de lo donado, ya que el motivo de la donación es un proyecto presentado previamente por la OSFL al MEF.

En tanto, otro de los riesgos resaltados por las propias organizaciones educativas son los grandes proveedores.

Organizaciones religiosas

Las organizaciones religiosas, según explicaron a El País desde la Senaclaft, son unas de las que presentan mayores riesgos de ser utilizadas para el lavado de activos.

Si bien los activos de alto valor pueden verse justificados por la infraestructura edilicia de las iglesias o templos, los ingresos cuentan con diferentes canales para ser recibidos por las instituciones. Desde aquellos más conocidos como las ofrendas en los diversos cultos hasta las donaciones internacionales, se encuentran como fuentes de financiamiento de las instituciones religiosas.

En lo que refiere al financiamiento de las iglesias, “sí hay previsiones para que las distintas organizaciones hagan el análisis de riesgo y la debida diligencia de sus clientes y de sus donantes, por supuesto en la medida de lo posible”

JORGE CHEDIAK, TITULAR DE LA SENACLAFT Tuit

Hay iglesias que reciben ofrendas a través de sobres individuales, además de las donaciones regulares en las que se pasa una canasta o talega, e incluso algunas cuentan con ofrendas a través de plataformas de pagos digitales como PayPal. Si bien esto incrementa el riesgo en materia de lavado, desde la Senaclaft explicaron que el sector en general carece de controles sobre el origen de los fondos que reciben.

Sindicatos y Cámaras

Mientras se espera por la aprobación parlamentaria del proyecto de ley que modifica el registro de personería jurídica de las organizaciones de trabajadores y empleadores, como los sindicatos y cámaras, expertos advierten que la falta de controles en materia de prevención de lavado de activos en este sector aumenta los riesgos del mismo.

Las organizaciones sindicales, según explicaron a El País desde la Senaclaft, son unas de las que presentan mayores riesgos de ser utilizadas para el lavado de activos.

Sindicatos y cámaras

Toca aquí para ver cuál organización de este sector carece de personería jurídica.

Sindicatos y cámaras

La organización de este sector carece de
personería jurídica ante el MEC es el Pit-Cnt.

Dentro de las organizaciones de este sector que son sujetos obligados, se encuentra el Pit-Cnt, la cual carece aún de personería jurídica ante el MEC. por lo que utiliza al Instituto Cuesta Duarte para hacer algunas operaciones, mientras que la recepción de sus ingresos es a través de una cuenta bancaria bajo la firma del presidente, la secretaria general y el encargado de finanzas, o las cuentas personales de allegados a la central sindical, según explicó a El País José Fazio, encargado de Finanzas de la central obrera.

A su vez, especialistas indicaron que se presentan riesgos en los diferentes eventos sindicales, por falta de controles de proveedores y la posibilidad de una sobrefacturación.

Organizaciones sociales

Otras de las organizaciones que presentan riesgos por el régimen de donaciones especiales, son las de carácter social. Este sector presenta además riesgos ante donaciones de organismos públicos, según especialistas.

“Ahí se mezcla un poco el riesgo de lo que podría ser el delito contra la administración pública, que se llama corrupción de forma genérica. Se podría utilizar, hipotéticamente, ciertas organizaciones que respondan a mis favores políticos partidarios o intereses personales”.

JUAN DIANA
Abogado especializado en regulación del sistema financiero y prevención de lavado de Brum Costa Abogados
Tuit

Por parte de los organismos públicos, Diana explicó que no se regularon las obligaciones de prevención y combate al lavado de activos de los mismos, lo que incrementa los riesgos en este sentido.

Partidos Políticos

Otro de los sectores que mayores riesgos presenta es el de los partidos políticos. Allí se encuentra un riesgo “clarísimo” según el extitular de la Senaclaft, Daniel Espinosa, ante la posibilidad que entre “plata sucia” en la campaña electoral y luego se deba “devolver el favor”.

Si bien hay una normativa para el financiamiento de estas organizaciones, se encuentran falencias que indican que se requiere “una nueva ley”, dijeron a El País desde la Corte Electoral.

Dentro de los varios riesgos de los partidos por la falta de controles debido a la normativa vigente, está la posibilidad de disociación del partido como institución del candidato en la actividad eleccionaria, dejando así al titular de la lista por fuera del control de la Senaclaft y la obligación de tener controles del origen de fondos ante las donaciones que recibe.

Asimismo, desde la Corte Electoral, explicaron que los partidos políticos no deben rendir cuentas en las elecciones internas y que el organismo no audita el origen de fondos de los donantes, sino que solo verifican que la persona asociada a la cédula de identidad “exista”.

Otras categorías

Además de los sectores ya mencionados, la Senaclaft también ha comenzado a fiscalizar a las OSFL científicas, cooperativas, culturales, internacionales y médicas.

En tanto, el supervisor de fiscalización de la Senaclaft, Gustavo Misa, señaló a El País que además hay sectores de las organizaciones no financieras que quedaron por fuera de la órbita de la secretaría, como los hoteles, las actividades de servicios, el parque automotor, entre otros. 

Asimismo, se espera poder modificar la normativa vigente para que se adapte a cada sector. En este sentido, Chedial dijo a El País que buscan una regulación de “sintonía fina” para cada sector.

Por otra parte, como ejemplo de la falta de prácticas de prevención antilavado que, al momento de solicitar la información a las OSFL, desde la secretaría llegaron a recibir consultas sobre “quiénes eran” porque no conocían a la Senaclaft.

Este año Uruguay pasó a ocupar la Vicepresidencia del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) y el año que viene pasará a tomar la Presidencia del mismo. Si bien el país no está entre los “peores de la clase”, tampoco está entre los mejores.

El titular de la secretaría explicó que uno de los puntos que preocupan son las persecuciones penales exitosas por lavado de activos, donde no cree que haya un “subregistro fabuloso”, pero es “muy difícil de explicar internacionalmente”, la poca cantidad que hay.

Sostuvo que el país tiene recomendaciones del organismo internacional para tener una mejor estructura. Resaltó que una de las problemáticas que tiene la Senaclaft es que los técnicos sean pases en comisión, porque lleva “mucho esfuerzo y muchos años” poder capacitarlos. ”Es decir, hoy pueden estar y mañana no. Si no están y vuelven a sus organismos de origen, se pierde toda esa capacitación”, afirmó.

En tanto, Chediak concluyó que se espera una mejoría en la persecución de estos delitos cuando empiece a funcionar la Fiscalía Especializada en Lavado de Activos, el próximo año.

Producción: Lucas Elmallián Visualización de datos: Faustina Bartaburu
Diseño TI El País