Wara: una escuela que resignifica el juego como una herramienta clave de aprendizaje

Con una propuesta educativa que pone al juego como centro, el instituto recibe a los más pequeños de la familia con un espacio desarrollado especialmente para ellos.
Jugar es mucho más que realizar actividades para entretenerse. Es una puerta para conocer, para explorar y para descubrir el mundo.
Escuela Wara es una institución que lo tiene claro y por eso busca utilizarlo como un eje transversal que atraviese toda su propuesta pedagógica y que permita que niños y niñas disfruten de cada instancia de aprendizaje. Un fiel reflejo de esto es el proyecto institucional “Agosto a puro juego” que llevan adelante hace más de 10 años y con el que se proponen “resignificar su valor en el aula, especialmente en Primera Infancia”, indicó Mariana Morón, directora del área.

“Nos hemos planteado conformar equipos de trabajo y a través de la construcción de propuestas colectivas, buscamos pensar y desarrollar escenarios o intervenciones lúdicas. Estas tienen un cuidado especial en su estética y presentación, con materiales de uso cotidiano, adecuándolos a todos los grupos y niveles”

Mariana Morón, directora del área
Así, con el paso del tiempo, han dejado claro que la educación va de la mano del juego y no corren por caminos diferentes. Para Escuela Wara, unir lo lúdico al aprendizaje es un aspecto vital de los procesos pedagógicos, siendo un motor del aprendizaje y una estrategia didáctica privilegiada a disposición del docente, especialmente en Primera Infancia.

Un espacio para los más chiquitos

“Nuestra propuesta pedagógica en Primera Infancia, que comprende a los niños y niñas desde los 45 días hasta los 5 años, favorece una enseñanza activa y colaborativa, donde la ciencia, el arte, la música, el juego y el movimiento, serán protagonistas y motor de nuevos aprendizajes”, expresó María Pisano, coordinadora académica de Wara.
Desde hace más de 30 años en la institución trabajan con los más pequeños, lo que les permite saber con certeza cuáles son las necesidades de cada uno y cuáles son las mejores herramientas para cumplir su propósito.
“Crear un espacio pensado para la primera infancia, desde el comienzo ha sido y sigue siendo un gran desafío. Nos hace repensar nuestras prácticas, actualizarnos y acompañar a cada familia y a cada integrante de la escuela que transita con nosotros sus primeros años de vida”, dijo Pisano.

“Nuestro propósito es garantizar la construcción de relaciones basadas en un fuerte sostén afectivo y un vínculo de cuidado, respeto y confianza entre niños, niñas y sus referentes”

María Pisano, coordinadora académica de Wara

Los pilares de la escuela

Desde la fundación de Escuela Wara en 1988, sus objetivos siempre estuvieron claros: ser “una escuela a la altura de los niños y las niñas”, con un espacio educativo en el que se sientan a gusto, disfruten de aprender y a la que los padres y madres los acompañen con entusiasmo.
Ubicada en el barrio Palermo, en Montevideo, la institución cuenta con dos secciones: una pensada para la Primera Infancia y otra centrada en Primaria, donde se reciben a niños de 1° a 6° año.

Los mismos pilares guían toda su actividad:

  • Conocimiento

    Brindamos las herramientas necesarias para conocer el mundo, investigar e intervenir de forma positiva en la realidad.

  • Aprendizaje

    Generan oportunidades individuales y colectivas para poner en juego herramientas de apropiación del conocimiento.  Aprendizaje por proyectos, participación activa, grupal, cooperativa y colaborativa.

  • Equilibrio

    A través de las distintas actividades especiales (deportes, robótica, idiomas, música, arte, ingenio) buscan un equilibrio entre todas las áreas de aprendizaje y un amplio desarrollo de competencias.

  • Puertas abiertas

    Promueven la participación de todos los actores comprometidos en el acto educativo: docentes, técnicos, familias, niños y niñas, desarrollando proyectos de puertas abiertas a la comunidad.

  • Bilingüismo

    Sus alumnos son bilingües ya que son usuarios de dos lenguas: el español, medio por el cual adquieren los conocimientos requeridos por la currícula oficial, y el inglés, segunda lengua que les permite explorar otras culturas y ampliar su conocimiento general y desarrollar estrategias comunicativas.

  • Coherencia

    Su identidad institucional se sostiene y proyecta en la búsqueda de la coherencia entre el pensar y el decir, y entre el decir y el hacer.

  • Autonomía

    Entienden la educación como un derecho de los niños/as. Fomentan la autonomía intelectual y emocional de los niños/as que aprenden en esta escuela mixta, laica y bilingüe.

Así, Escuela Wara es mucho más que un centro educativo, es un espacio en el que se propicia y se alienta el desarrollo de todos los niños y niñas.

Los invitamos a conocer más de la propuesta en

para ESCUELA WARA
Zelmar Michelini 1287, CP.11100, Montevideo, Uruguay.
Copyright ® EL PAIS S.A. 1918 - 2022